Cultivar el vacío propone, a partir de un conjunto de piezas, articular prácticas artísticas contemporáneas con espacios de reflexión poética y política partiendo del encuentro con los saberes de una serie de mujeres que trabajan con plantas medicinales en el ámbito local.
El proyecto explora modos de acceder, construir y compartir esos saberes, haciendo foco en aquellas plantas que aparecen frecuentemente asociadas, en los intercambios, a los cuerpos de las mujeres. Esta conexión plantea un espacio que remite a una genealogía ancestral así como a experiencias y relaciones que por momentos conjugan aspectos tangibles e intangibles en contextos situados.
Cultivar el vacío se adentra en esas otras formas de saber, que, como plantea el filósofo Coccia1, nos permiten retomar de las plantas esa manera «más intensa, más radical y más paradigmática del estar en el mundo».

Esta investigación-creación formó parte de la tesis final dentro de la Maestría en Arte y Cultura Visual de la Facultad de Artes de la Universidad de la República.

Instalación, 2021
Dimensiones variables

Producción audiovisual, postproducción y fotografía: Manuel Gianoni
Asistente de cámara en entrevistas y visionado: Lucía Wainberg
Diseño de montaje: Jimmy Escarón

@cultivarelvacio
@agonzalezsoca

#cultivarelvacio

cultivarelvacio.wixsite.com/website

La artista agradece especialmente a: Brunilda Rocha, Carina Siri, Rosaleem Goyeni, Andrea Estala, Griselda Ojeda, Magalí Pastorino, Merilena Vázquez, Gregorio Tabakian, Cecilia Paseyro, Hortensia Brites, Meica Valdivia, Sofía Rosa, Natalia Castello, Karen De los Santos, Laura Ramos, Claudia Anselmi, Gerardo Farber, Gonçalo Barros, Helio Fervenza, compañ[email protected] y docentes de la primera cohorte de la Maestría en Arte y Cultura Visual, equipo del Espacio de Arte Contemporáneo, del Museo Nacional de Historia Natural y del Centro Cultural Kavlin.

Esta exposición se realiza con el apoyo de la comunidad AMIGO KAVLIN.